16 feb 2016
consejos-para-ensenar-a-los-ninos-a-limpiar-la-casa-1

Ordenar una habitación puede ser una tarea pesada incluso para los adultos. Imaginad cómo se pueden sentir los niños al pensar en recoger todos sus juguetes, su ropa y materiales escolares. A los niños les atrae hacer cosas que hacen los mayores y aportar en casa, pero eso va perdiendo la gracia cuando se lo convertimos en una exigencia o un castigo.
Entonces, ¿cómo conseguir que los niños participen en las tareas del hogar sin enfados? Pues, lo primero es hablar con ellos y explicarles que todos los que viven en la casa deben hacer un esfuerzo para ayudar, y sobre todo, que limpiar y ordenar no tiene por qué ser aburrido, si no todo lo contrario. La clave es un poco de creatividad a la hora de enseñarle a nuestros pequeños la importancia de vivir en una casa limpia. Estos con algunos consejos para hacer de la limpieza un juego divertido.

 

Plan semanal de actividades

Lo primero que debemos hacer es un plan de actividades de limpieza y explicarles a los pequeños que la casa es de todos y por ello debe ser un trabajo en equipo.

Elegir una tarea

Debes elegir y alternar varias labores (siempre teniendo en cuenta la edad de los pequeños). Realizar siempre la misma tarea del hogar puede resultar muy aburrido. Por supuesto como a todos,hay algunas tareas que nos gustan más que otras pero tendrán que aprender hacerlas todas. Podemos hacer una actividad divertida para elegir una tarea, como el sombrero mágico. Escribe todas las labores del hogar en papelitos y colócalos en el sombrero mágico, cada uno de tus hijos debe de sacar un papel y realizar la tarea que está escrita en él. ¡Esto lo hará más interesante!

 

8-consejos-para-limpiar-el-cuarto-de-los-niños4-640x401

 

Poner música

Durante la limpieza del hogar tendrás que mantener un ambiente divertido, puedes poner la música favorita de tus pequeños e inventarte algún juego para que al ritmo de la música comiencen a limpiar. Y no olvides, ¡siempre es divertido cantar y bailar mientras limpiamos!

Pon tiempo

Pon un tiempo y finge que tienes una carrera contra el reloj. Eso te ayudara a terminar más rápidamente, y por supuesto el que más rápido termine su tarea se proclamará el ganador.

Recompensa

Y por último, todo trabajo tiene su recompensa, puedes esconder en algunos rincones de la casa monedas del valor que tú prefieras, de esta manera lograrás que tus hijos hagan una limpieza profunda del lugar que les tocó limpiar y puedes motivarlos al mismo tiempo a ahorrar su recompensa. Para los más golosos podrás poner monedas de chocolate.
Este será el último juego,cuando hayan finalizado todas las tareas.